Este es un hermoso ritual que puedes hacer para conciliar con tu niño interior, puedes escribir una hermosa carta y dejar que el te vaya contando su dolor.

Todos llevamos dentro un niño herido dentro, un niño que en algún momento tuvo que callar, por exceso o por defecto, ese niño se fue opacando, se fue encerrando, se fue alejando, a medida que te convertiste en adulto lo olvidaste, pero el nunca se pudo ir y hoy tienes una cita con él para sanarlo.

Tienes la opción de preparar un espacio para hacerlo, usar velas, aromas, música, todo es bienvenido. Pero por favor hazlo de corazón, toma lápiz y papel, siéntate en un espacio cómodo y sólo, pídele a tus ángeles o seres de luz con quien te sientas cómodo que te acompañen en este proceso.

Te dejo mi ejemplo pero puedes adaptarlo con tus palabras y vivencias, recuerda que todo es perfecto déjate guiar de tu corazón.

Yo, (escribe tu nombre completo) he venido a hablar contigo en este día, se que hace mucho tiempo que no te escucho, se que hemos dejado de decirnos muchas cosas, y hoy es el día en el cual estoy aquí para ti (escribe tu nombre completo) para mirarte a los ojos y pedirte con todo mi amor que me perdones, cuéntame cada uno de esos miedos que en algún momento creciendo y siendo adulto te obligue a callar? suelta esos secretos que guardaste por tanto tiempo para que puedas liberarte y ser feliz.

Respira profundamente, exhala tranquilo pero fuerte y mírate cuando tenías 2 años, como era ese niño(a) escríbelo acá, era feliz, estaba pleno, tranquilo y amado, si es así es perfecto , bendícelo, tráelo a tu corazón y pídele que te acompañe. Y poco a poco ve invitando a tu niño de 5 años, de 10, de 15 , detente en la edad que el no era feliz o en el momento que dejo de serlo.

Cuando llegues a esa edad donde no lo vez feliz, donde llora, o tiene miedos ó esta triste …. Preguntale….quien te grito, quien te insulto, quien te obligo a callar, acaso te prohibieron llorar porque eso era para niñas, o por qué las niñas deben ser valientes, te encerraban , te dejaban sólo, no tenías juguetes o tenías tantos que no querías ninguno, deseabas los juguetes o los padres de otro, mira a ese niño, ¿donde estaba? ¿como era? mira sus ojos y escribe todo lo que sientes, ¿En qué momento le pidieron que no hablara? ¿En que momento le prohibieron que dijera lo que pensaba? o acaso. ¿Le obligaron a ocultarse por otros?, suelta tu mente, habla desde tu corazón, la razón no importa, importa tu sentir, ¿caminaba o gateaba?, ¿Cómo se sentía tratado? era importante para su familia, míralo esta sonriente o está llorando, reconoce su dolor o su alegría , celebra o acógelo en tus brazos reconcíliate con él, seca sus lágrimas besa su frente, bríndale calor, abrázalo  y hazle sentir que puede confiar en ti. Preguntale :¿ Que le quitaron? ¿Que dejaron de darle? Enséñale que todo está bien en ese momento y que puede soltar ese dolor porque nuevamente te tiene a ti. Abusaron de el? déjate llevar y recibe todo esa información que en algún momento olvidaste, es el momento de sanarla.

Ahora mira a aquellos seres que le causaron ese dolor, no son los mismos hoy, pero sabes, ellos no sabían hacer otra cosa diferente, de pronto nunca conocieron el amor, de pronto tenían tanto miedo como tú por ser buenos, deseaban ser mejores personas pero no tenían como serlo, míralos… pueden estar llenos de ira, pero siente y analiza que el odio, el rencor o el desamor no era contigo, eran con sus miedos y no podían darte nada más, es buen momento para que los sueltes no porque esté bien lo que hicieron , sino porque está bien que empieces a vivir en paz, ellos por su cuenta algún día entenderán , pero tú ya no necesitas ese dolor, tampoco necesitas defenderte.

Cómo te sientes? respira… tienes derecho a sentir, a estar enojado pero también tienes el poder de elegir, toma a ese niño llévalo a tu corazón, y dile que ya no estará sólo , que tú eres el adulto y que él puede ser el niño, porque en adelante estarán siempre juntos. Tómate tu tiempo para que él pueda sentirse seguro y en paz. Si hay algo más que escribir, por favor siéntete libre de hacerlo, pero si por el contrario ya haz terminado, es hora de empezar a cerrar.

Antes de terminar, escribe con tu puño y letra «ME PERDONO, LOS PERDONO, NOS PERDONO, Hoy vuelvo a mi , recupero mi poder, me permito SER. Gracias Gracias Gracias , ME BENDIGO , LOS BENDIGO, NOS BENDIGO».

Respira y poco a poco vuelve a tu presente, si deseas puedes volver a leer la carta, esto te podrá ayudar a encontrar una señal de tu situación actual y hasta te dejará ver que hay cosas que ya no son importantes pero que seguías guardando, Ahora quemala y arroja las cenizas a un lugar donde se puedan esparcir por ejemplo un rio y deja ir ese dolor ya no te corresponde vivirlo.

Desde mi corazón espero que te sirva este bello ejercicio, lo puedes hacer varias veces , siempre habrá algo nuevo que sanar . Neru Garcia