Muchas personas acuden a mí a preguntar cómo será mi futuro, porque asumen que en la lectura de ángeles se les revelará su futuro y hoy quiero hablarte de esto.

Tu futuro será como lo elijas, si bien es cierto siempre habrán señales de tu mejor opción sin embargo, eres tu quien decide cómo vivir, entonces tu futuro será como lo siembras hoy.  

¿Tengo libre albedrío?

El libre albedrío es un regalo que tenemos todos y es el derecho de decidir, de escoger qué camino tomar. Dios te da opciones, tus ángeles te guían y como toda guía, esto es una alternativa para hacer algo recomendado más no exigido.

Tu futuro depende de tu presente y será exitoso si no cargas el pasado. Tu presente es lo único seguro que tienes por ello lo debes vivir al máximo, tener planes es necesario pero deben ser flexibles, necesitas adaptarlos a los cambios, porque en tu hoy se van presentando cosas que de alguna manera pueden cambiar tu mañana.

Como será tu futuro despreocúpate por él, vive el presente y aprende, averigua, pregunta por eso que deseas crear.

¿Que necesito para que funcione?

No preguntes como te va a ir, cuál será tu futuro, si estará bien o no. Sólo decide que te va excelente.

Muchas personas se ponen metas duras de alcanzar y es genial porque se esfuerzan, sin embargo antes de hacerlo y viviendo en el presente se debe analizar el entorno, las consecuencias de las acciones a tomar, lo que puede influir para el buen desarrollo de todo, las condiciones mínimas necesarias, si depende de ti o de terceros.

A menudo escucho personas decepcionadas porque no lograron su meta y esto no sucedió porque ellos fueran incapaces, sucedió porque no se aterrizó la meta, porque no calificaron la viabilidad, porque dependen de otros y eso no lo pueden controlar.

Dios te da los caminos autopista, rural o marítimo decides rural porque te gusta la naturaleza; pero, tu carro es deportivo y en el camino tienes problemas porque el vehículo no está para esos caminos, crees que podrás avanzar.

Sé que puede sonar ridículo el ejemplo, pero así es el abanico de oportunidades que tienes, por el libre albedrío escoges y algunas veces  tu elección no es la adecuada y es allí cuando pueden cambiar tus planes para mañana, entonces quien te puede asegurar cómo será tu futuro.

¿Cómo lo creo?

Entonces, tu futuro será como lo quieras crear, mira cuáles son tus sueños y cuestiónate, realmente deseo esto, que necesito para lograrlo, con que cuento, quien me puede respaldar, de quien aprendo, que pasos puedo acelerar, cual es el orden de las cosas y en ese momento atrévete a volar.

No te puedo decir como será tu futuro, pero te puedo decir que si vives en el hoy, sin el miedo del mañana y sin el dolor del ayer tendrás todo llegar donde desees.

Cada mañana es una nueva oportunidad, infinitas alternativas tendrás cada día, conecta con tu corazón y decide cómo quieres vivir, no le entregues tu poder a otros preguntando como será tu futuro, empodérate creándolo.

Crea tu futuro.