• Empezando a ser mamá

  Ningún bebé trae un instructivo para mamitas, es por ello que en la actualidad muchas profesionales temen tener hijos ya que consideran que esto las atara, que cortará sus alas y si puede serlo, no porque sea malo, simplemente porque no están preparadas o porque tienen creencias diferentes, pero en el fondo si desean compartir su tiempo con lo más hermoso que Dios nos puede regalar los hijos; algunas sienten que no tendrán tiempo para ellas o que son independientes y quieren seguir así, ya lo dijimos claro que eso pasará.

Si algo en ti te pide ser mamita y te sientes limitada simplemente prepararte para hacerlo; como todo proyecto en la vida tendrás obstáculos, imprevistos y a la vez muchos premios y las satisfacciones.

   Las madres también podemos ser profesionales, también podemos disfrutar de la vida sólo que lo haremos en la energía más sublime la del Amor y esta energía no sabe de sacrificios , no conoce obstáculos, no acepta juicios – solo es – la energía del amor es prosperidad y regocijo.

   Puedes lograr el balance entre madre, mujer, profesional y esposa, siempre en modo madre presente, hablemos y pidamos guía al reino angelical, tanto para ser una buena madre como para  mantener una vida balanceada, disponte a recibir sus mensajes.

El mejor trabajo del mundo es ser mamá.

La mejor manera de enseñar es desde el ejemplo, cómo enseñar a ser amoroso, si vives de grito en grito, como mostrar que la familia es lo más importante si estas ausente.

  • Cuando los hijos crecen.    

Muchas son las mujeres cabezas de familia que pasan la mayor parte de su tiempo entre ser madres, correr por las labores de la casa y producir ingresos para comer, al final de su día no hay tiempo para ellas ni para trabajar en sus sueños, no puede permitirse SER.

   Por ley natural los años pasan y los hijos crecen, en un momento casi que de la nada ya no eres madre de tiempo completo y en ese instante se te olvidó ser mujer; en este instante se viven diferentes emociones como si estuvieras en un camino sin un punto de llegada, no porque no sepas vivir, porque ya no hay razón para correr y a la vez corres para ocupar tu tiempo libre.

   Recuperar tus sueños, aprender cosas nuevas, ver a los hijos como adultos, aceptar los cambios de su cuerpo, vivir emociones diferentes son las cosas a las que ahora te debes enfrentar; como vivirlo y disfrutarlo será lo que juntas vamos a crear.

Diferentes situaciones te pudieron llevar a ser mamita manejables o no sucedieron. Sabes, nunca has estado sola, acércate a tus ángeles, háblales son excelentes amigos, recibe sus mensajes, expresa tus sueños , déjate sanar y se una mamita angelical.

Por medio de terapias personalizadas trabajarás con mujeres como tú, mamitas  que hemos aceptado la compañía angelical, y que desde la experiencia y la conciencia, deseamos estar a tu lado para celebrar la vida.